Retiros

    • Inmersión total en la práctica de meditación y yoga.
    • Trabajo personal y en grupo en entornos con condiciones que facilitan el acceso a estados de tranquilidad y contemplación.
    • Jornada de práctica continuada durante todo el día, a través de la aplicación de la atención plena al movimiento, a la relación con los demás y la comida.
    • Espacios de autoindagación y conocimiento de uno mismo en el silencio.
    • Las experiencias de retiro permiten ahondar en estados y niveles de consciencia que el ritmo habitual de vida no permite. Es una oportunidad extraordinaria para profundizar en la práctica, resolviendo conflictos y condicionamientos enraizados en capas inaccesibles desde la cotidianidad.
    • Los retiros de meditación pueden conllevar un incremento sustancial de la vitalidad y aumento significativo de la motivación en la práctica diaria.

 

«Evitar los ruidos, los escándalos y las tensiones. Buscar un lugar donde podamos encontrar la paz que reconforte nuestro espíritu» – Anónimo.

La conexión con la tecnología nos ha desconectado de nosotros mismos y de los elementos de la naturaleza que sostienen la vida. Vivimos rodeados de cemento, plástico y metal. Hemos normalizado el ruido constante al que estamos sometidos y que dificulta el escucharnos a nosotros mismos. Agitación fuera y dentro de nosotros es la dinámica habitual.

Estas condiciones a las que estamos expuestos habitualmente no favorecen estados de tranquilidad y equilibrio, más bien el entorno juega en nuestra contra. Por ello nuestro cuerpo y mente agradecen cuando nos permitimos salir de la ciudad. El contacto con la naturaleza, los espacios abiertos al exterior, el aire fresco, el silencio… Tienen un impacto muy significativo en nuestra salud física y psicológica.

Los retiros de meditación son una oportunidad extraordinaria para conectar con nosotros mismos en un entorno natural. Regresar a nuestras raíces, sentir la tierra y la vida a nuestro alrededor. Dejar de lado el teléfono móvil y la actividad diaria, abandonar todo hacer nos permite regresar al estado originario del Ser, simplemente estar.

La práctica intensiva de meditación y consciencia corporal en un entorno de retiro, nos permite profundizar en estados más profundos de serenidad y presencia, que el entorno y elevado nivel de ocupación usual no posibilita. El silencio exterior nos hace más sensibles a nuestro ruido interno, que puede comenzar a apaciguarse a través de la escucha consciente. Así como resolver conflictos y tomar decisiones importantes desde la calma y la claridad.

Ocasionalmente se organizarán retiros con diferentes disciplinas y profesionales, creando juntos un entorno de sanación y desarrollo personal. Para recibir información sobre este tipo de eventos puedes suscribirte a la web.